jueves, 8 de octubre de 2015

Corre, corre...

Esas lagrimas se te agotaron tiempo atrás, las dejaste sin mirar.
Mojaron por un tiempo el lugar donde te gusta reposar.
Paso firme para avanzar y no dejar de soñar, lo puedes lograr.


Puede no gustar esa forma de actuar, de verdad debe darte igual.
Solo debes aprender hasta donde puedes llegar.
Los limites que todos debemos explorar.




Corre, corre lejos, que no te alcance el pesar.
La vida es esa puta a la que todos debemos pagar.
¿Crees que a ti no te va a cobrar?.


Ahora debes dejar toda esa mierda atrás.
Volar con tus nuevas alas lejos para que no te logre alcanzar.
Pero no olvides llevarte una dosis de esta realidad.


Salda tus deudas, el barquero cobra su precio para pasar.
Busca en tus bolsillos, deshazte de lo que te retiene ya.
Eres tú el que se ancla a ese lugar.


Corre, corre y no pares nunca jamás.
Si te detienes todo te volverá a asfixiar.
¿Crees que no te puede alcanzar?.


Un golpe de realidad, duele la verdad, para aprender a ganar.
Espero que algo aprendas de la realidad.
Si la cosa merece pelear ¿porque no luchar?.


Solo frenaré por algo realmente especial.
Es una pena que los demás se dejen llevar.
Aún cargas aquellas mierdas que tienen los demás.


Corre, corre hasta que las piernas no puedan más.
Siente la libertad, libre de verdad.
¿Es que no ves lo que puedes lograr?.


Veo las cosas malas que llegas a cargar.
Decide dejarlas atrás, ellas te perseguirán.
Pero aprendiste a respirar para poder correr más.


Algún día me lo podrás enseñar.
Es un truco que un mago seguro te llego a cobrar.
Saber diferenciar las cosas por las que luchar.


2 comentarios:

  1. Algún día correré tanto, y dejaré tras de mi a la segura inseguridad.

    ResponderEliminar